Audi SQ2 restyling

PIN

El Audi SQ2, la versión deportiva del SUV más pequeño de los aros, recibe un cambio de imagen. Bajo el capó, no hay cambios, ya que sigue habiendo 300 CV en el programa.

Al igual que el impresionante SQ5, que se actualizó poco después del Q5, el pequeño SQ2 se beneficia del restyling que recibió el Q2. Las diferencias son menores y son cosméticas. He aquí un rápido repaso de los detalles.

En el frontal, este “nuevo” SQ2 tiene derecho a una nueva parrilla. Aunque la forma permanece inalterada, el embellecedor se ha modificado para adoptar motivos poligonales en lugar de las barras verticales que había antes. El parachoques también se ha rediseñado ligeramente, mientras que los faros adoptan una nueva firma luminosa (y la iluminación Matrix LED opcional).

En la parte trasera, las diferencias son aún más sutiles. El parachoques ha sido rediseñado y recibe un nuevo difusor, mientras que en la parte superior del portón trasero se ha colocado un nuevo alerón. Afortunadamente, seguimos teniendo derecho a las dos salidas de escape dobles, que se ven muy bien.

En el interior, no hay grandes cambios, nos aclara el concesionario Crestanevada Sevilla. Lo único que podemos señalar es que el Alcantara ha sido sustituido por un tejido de microfibra llamado Dinamica, que también se encuentra en el reciente SQ5.

Bajo el capó, el motor 2.0 TSI de cuatro cilindros sigue siendo el mismo. Este bloque, que también se encuentra en el Audi S3 o el Volkswagen Golf R, desarrolla 300 CV (como antes) y 400 Nm de par. En combinación con la caja de cambios de doble embrague DSG7 y la tracción total Quattro, permite al SQ2 acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 4,9 segundos, es decir, 0,1 segundos más rápido que antes. Eso es más marketing que progreso real al volante. La velocidad máxima sigue limitada a 250 km/h.