Aspectos básicos para elaborar un buen currículum

PIN

Antes de optar a cualquier puesto de trabajo, asegúrate de elaborar un buen currículum con esta sencilla lista de comprobación. El lugar de trabajo moderno cambia constantemente, pero la necesidad de un buen currículum sigue siendo una constante. Sin un buen currículum, es posible que su solicitud sea ojeada durante menos de 20 segundos y desechada en el acto, señala Academia Teba. Pero un buen currículum puede marcar la diferencia, y es fácil de elaborar.

La búsqueda de empleo no tiene por qué ser complicada e intimidante. Confía en ti mismo, en tus habilidades y en tu experiencia y utiliza tu currículum para venderlo a un posible empleador. (Y también ayuda si evitas algunos de estos errores comunes).

Hay muchas maneras de elaborar un buen currículum, pero mientras sigas estos puntos básicos, no tendrás problemas.

1. Utiliza una plantilla

Las plantillas de currículos utilizables están a sólo una búsqueda. También puedes cargar Microsoft Word y utilizar una de las plantillas que hay. No pienses demasiado en el formato. Para algunos puestos basados en la creatividad, un currículum más atrevido puede ayudar, pero para la mayoría de las solicitudes, es mejor ir a lo seguro. Mantenlo limpio, utiliza fuentes como Arial o Times New Roman y lo harás bien. Ah, y no incluyas una foto tuya.

2. Tener una dirección de correo electrónico adecuada

Esto es fácil, pero te sorprendería la cantidad de gente que lo olvida. Aplicar a un trabajo con un correo electrónico que tiene algo como ‘princesa’ o ‘cool’ en él es una forma rápida de ser rechazado. Sinceramente, ni siquiera el correo electrónico de tu colegio es la mejor opción. Te recomendamos que configures algo sencillo, como una dirección de Outlook con una versión de tu nombre completo. Y asegúrate de que el número de teléfono que proporcionas también funciona.

3. Véndete, rápidamente

Aunque no es esencial, a mucha gente le gusta incluir una breve biografía o perfil en la parte superior de su currículum. Es una gran oportunidad para venderte para el puesto que solicitas. Pero recuerda que no quieren la historia de tu vida. Este es también el lugar para incluir cualquier designación relevante que tengas, por ejemplo, si estás solicitando ser contable, menciona que tienes un grado en contabilidad y finanzas. Limítate a unas pocas frases explicando quién eres, tus puntos fuertes, tus cualificaciones y el puesto que buscas.

4. Experiencia laboral

Sé sencillo. Evita las palabras rebuscadas: si has sido canguro, dilo y describe lo que has hecho en un lenguaje sencillo. No digas que “Gestionaste conflictos utilizando diversas estrategias de comportamiento”. En su lugar, añade puntos tangibles como las edades de los niños, cuántos vigilabas, etc. En este sentido, lo más probable es que los responsables de la contratación conozcan los aspectos básicos de la mayoría de las funciones, así que, en lugar de resumir lo que hace un asociado de ventas, utiliza viñetas para explicar por qué tuviste un gran rendimiento o los nuevos proyectos que asumiste.

Si tienes poca experiencia, no pasa nada, pero intenta que las viñetas se refieran a habilidades que sean relevantes para lo que solicitas, aunque el título del puesto no lo sea. También está bien utilizar cosas como experiencias de voluntariado o actividades extracurriculares si necesitas rellenar espacio, pero recuerda centrarte en las habilidades de cada una. Por último, asegúrate de enumerar la experiencia desde la más reciente en la parte superior hasta la menos reciente en la parte inferior.

5. Añade habilidades probadas

Muestre, no diga. Este paso es crucial si quieres diferenciarte. Cosas como la gestión del tiempo y la organización no cuentan realmente como habilidades impresionantes, especialmente porque son difíciles de demostrar. En cambio, deberías invertir en certificaciones reales que demuestren tus capacidades. Por ejemplo, no digas que eres “bueno con la tecnología”, consigue una certificación que lo demuestre.

Tener una habilidad en algo impresionante como la IA saltará a la vista de los posibles empleadores. De hecho, los jefes de contratación suelen utilizar búsquedas de palabras clave para filtrar los currículos en busca de habilidades específicas. Así que, dependiendo del sector al que te dirijas, eso podría significar la diferencia entre que encuentren tu currículum y que ni siquiera lo abran. Incluso si no estás siguiendo una carrera en ese campo, muestra tu compromiso con el crecimiento personal y es un gran tema de conversación en las entrevistas.

6. Utiliza los números

Cuantifique sus habilidades y resultados siempre que sea posible. A la gente le gustan los números. ¿Has dirigido un club? Diga cuántas personas dirigió. ¿Recaudaste dinero para una causa? ¿Cuánto? Ya te haces una idea.

7. Sea breve

Su currículum no debe ser más largo que una página. Una vez más, su currículum no debería ser más largo que una página. Si lo es, consulte el siguiente paso.

8. Corrige

Busca errores tipográficos, gramaticales y lugares con más palabras de las necesarias. Redúcelo y asegúrate de que todo es claro y conciso. Los errores obvios son una forma segura de ser descartado para un trabajo.

9. Haz que otra persona lo revise

Cuando has pasado mucho tiempo trabajando en algo como un currículum, siempre es bueno que un par de ojos nuevos te digan que todo parece estar bien. Habla con uno de tus padres, un profesor, un mentor o incluso un amigo y pídeles que se tomen 5 minutos para revisarlo y ver si detectan algo.

10. No se detenga ahí

Un buen currículum es un buen comienzo, pero encontrar y conseguir ese trabajo soñado suele requerir más trabajo. Establece una red de contactos, crea tu marca personal con un sitio web, busca un mentor, crea un perfil de LinkedIn o incluso crea oportunidades para ti mismo. Entonces, cuando las oportunidades de trabajo empiecen a aparecer, ya tendrás un buen currículum listo para salir.

También te puede interesar
¿Cómo es el proceso de registrar patentes?
Protege tu marca con Vega y Moreno